¿Qué es el impuesto predial y el impuesto de valorización?

Impuesto predial y Valorización
Impuesto predial y Valorización

El impuesto predial es un gravamen tributario a nivel municipal, que deben pagar los propietarios de diferentes tipos de inmuebles, desde viviendas, lotes, oficinas, fincas, bodegas, locales comerciales. etc.

El impuesto predial se calcula teniendo en cuenta el avalúo catastral, el estrato socioeconómico donde se encuentra ubicado el bien inmueble, y el fin del mismo, como por ejemplo si se trata para un negocio, o solamente está destinado como vivienda para las personas.

En teoría la destinación del impuesto predial es para la financiación de diferentes rubros de los planes de desarrollo municipales.

El impuesto predial se cobra una vez al año, en algunos municipios como en Bogotá, se incentiva el pago del impuesto con un 10% de descuento por pronto pago.

Muchos municipios en Colombia han hecho ajustes a los avalúos catastrales, para aumentar los recaudos por este tipo de impuesto. Esta circunstancia a causado mucho malestar en muchos ciudadanos, que de la noche a la mañana vieron cómo su casa se valorizó de forma exagerada, con el consecuente valor del impuesto predial. Se ha escuchado decir en muchos casos, que con esos altos costos impositivos, se les hace imposible mantener una vivienda, y que les resulta mejor negocio vender su inmueble.

Por otro lado, otras ciudades como Bogotá tienen un impuesto ocasional llamado el impuesto de valorización. Es ocasional porque es un impuesto que debe ser propuesto al concejo municipal, para que éste vea su conveniencia y apruebe su cobro. Teóricamente este impuesto debe ser aprobado para una destinación muy específica, es decir para unas obras ya identificadas y presupuestadas por los gobiernos municipales.

El impuesto de valorización es un tributo similar al impuesto predial, es decir, está relacionado con los propietarios de inmuebles. En teoría se usa específicamente para financiar obras de infraestructura que van a beneficiar a los ciudadanos. Como su nombre lo indica, se cobra porque un inmueble se “valoriza” por una obra que lo afecta, por ejemplo con una avenida o un puente que sea construido cerca de su vivienda.

Ahora bien, en el caso de Bogotá se han visto casos de cobros de valorización por obras que ni siquiera están cerca de las propiedades, o peor aun, obras que finalmente nunca se realizaron, porque tuvieron otra destinación, ya sea en otras prioridades, o simplemente en el bolsillo de algún funcionario corrupto.

Es por eso que causa tanto rechazo e indignación el pago de impuestos en nuestros países. Porque los impuestos no se reflejan en obras y en un beneficio tangible para la sociedad, sino que van a parar al pago de la burocracia desmedida del estado, y a las cuentas bancarias de algunos pocos empleados estatales.

Se suma además el problema de la alta evasión de impuestos, en especial por grandes contribuyentes que acuden a diferentes tipos de argucias para no pagar sus cargas impositivas o para no pagar lo que realmente les corresponde.

Así pues, mientras más concentremos la industria, la enseñanza, los empleos, etc. en las grandes ciudades, cada vez se va a necesitar un mayor esfuerzo tributario de sus habitantes para mantener su infraestructura.

Casos en Latinoamérica como Bogotá, Buenos Aires o México D.F. comienzan a desbordar la capacidad de manejo de sus gobernantes: el tráfico, la polución, la inseguridad, la desigualdad social; son problemas cada vez mayores y de difícil solución.

La desmedida centralización de la población, en algún momento se va a volver insostenible, para cual los gobiernos deberían mejor pensar en ofrecer mayores alternativas en otras ciudades, o en el campo, para que las personas no se vean obligadas a concentrarse en áreas pequeñas, para sufrir toda una serie de problemas en la búsqueda de mejores oportunidades de vida.

Tarde o temprano, como ha ocurrido con civilizaciones del pasado, que crearon grandes concentraciones de personas alrededor de sus ciudades, las grandes urbes verán mermadas sus poblaciones, cuando se vuelvan peligrosamente insostenibles en el manejo de sus servicios públicos, de su movilidad, de su aire, de su seguridad, y en general de toda su calidad de vida.


Facturacion POS touch
Facturacion POS Vendiendo.co

Vendiendo.co es un servicio para tu punto de venta, muy sencillo de manejar, muy económico, con grandes prestaciones para ayudarte a crecer tu negocio.

Ven y conócenos hoy mismo en www.vendiendo.co.


Este artículo hace parte del sistema de divulgación de conocimiento de Vendiendo.co.

Si te gustó este artículo, por favor no olvides compartirlo en las redes sociales. 😉 Thnks.

Comentarios

Por favor comenta aquí

Deja un comentario