El Multinivel: Mitos y verdades de los negocios network marketing

El network marketing, mercado en red o multinivel, es un sistema de distribución comercial donde una empresa no distribuye productos directamente al cliente final, sino que lo hace por medio de distribuidores independientes, que se organizan en redes jerárquicas, con el fin de compartir ganancias y obtener beneficios por nuevas afiliaciones y ventas.


Mitos y verdades del Network Multinivel
Mitos y verdades del Mutinivel

Las empresas de network marketing reducen costos en publicidad tradicional, en los márgenes de intermediación de mayoristas y minoristas, como ocurre en el esquema tradicional de negocios, porque se basa en el voz a voz, en las representación de sus distribuidores independientes, que se encargan de vender directamente los productos. Este ahorro en esa parte de la cadena de valor, es la que permite que mayores compensaciones puedan ser distribuidas entre los empresarios independientes.

Como cualquier negocio en el mundo, en el network marketing existen múltiples esquemas, algunos de ellos sustentables, otros no tanto, y muchos fraudulentos. Es por eso que para trabajar en un multinivel real, se deben considerar ciertos aspectos para reconocer su legalidad y seriedad:


El Network Marketing o multinivel es una pirámide fraudulenta


Una de las primeras objeciones con relación al esquema de negocio multinivel, está equipararlo con pirámides Ponzi, donde se promete fabulosos beneficios a las personas que invierten su dinero, sin hacer ningún tipo de trabajo, o comercializar un bien real, sustentándose en repartir el dinero que va ingresando desde la base piramidal hacia arriba, sin tener una actividad económica real que alimente esa distribución, llevándola finalmente a su colapso, y decepción de todos los inversionistas. Así como tampoco, se considera que la pirámide no es fiscalizada por ningún ente gubernamental, ni tampoco está legalmente constituida para la captación de dinero.

Aun cuando el network marketing en general tiene un esquema en forma de pirámide también, no se comporta como los negocios fraudulentos Ponzi, siempre y cuando cumpla con:

  • Comercializar productos reales, útiles, de alta rotación, con precios racionales, con una utilidad clara, con una ventaja competitiva frente a otros artículos similares en el mercado.
  • No puede ser un esquema donde lo más importante sea la captación de dinero de nuevos socios.
  • Ser fiscalizada por entidades gubernamentales como en Colombia por la Superintendencia de Industria y Comercio y Acovedi.
  • Todas sus transacciones deben ser rastreables en el sistema financiero, con el fin de evitar la evasión de impuestos al fisco local y nacional.
  • No sólo basar su operación en la afiliación agresiva de nuevos empresarios, dejando de lado la compra y consumo de los productos, que es lo que hace sustentable al network marketing real.

El mercado se satura y no hay más clientes nuevos


Se considera que el mercadeo en red puede dejar de crecer, y empezar un proceso de declive, porque ya se han afiliado todas las personas posibles, o ya no hay más personas que puedan consumir los productos que se comercializan.

Sin embargo, en un mundo de casi 7 mil millones de habitantes, con necesidades similares entre sí, es casi imposible que el mercado llegue a saturarse, considerando el crecimiento y evolución de la población.

Ahora bien, nuestro «mundo» puede verse pequeño y saturable, si decimos que nuestros contactos se terminaron y no hay a quien más ofrecerles una oportunidad de negocio, o venderles los productos multinivel, sin embargo esto también no es cierto, porque cada uno de nuestros contactos es un conector de por lo menos otros dos más, y así sucesivamente.

Como cualquier trabajo en ventas, los clientes no caerán mágicamente del cielo, se tendrá que hacer un fuerte trabajo para:

  • Prospectarlos y perfilar las necesidades de cada persona,
  • Buscar llegar a nuevos contactos que ni siquiera conocemos,
  • Ofrecerles una oportunidad que puede llegar a ser muy útil en su vida.

Por otro lado, también se deben considerar las nuevas tecnologías digitales, como una forma de ampliar nuestra red de contactos. Se dice que la tecnología ha vuelto más pequeño el mundo, y eso es muy cierto, estamos a un click de posibilidades de negocio con personas de diferentes países y culturas. Es por eso que se necesitan ideas creativas y nuevas formas de hacer las cosas, para atraer personas de diferentes lugares del mundo, para seguir recomendando y distribuyendo los productos multinivel a una nueva escala.


En el multinivel solo ganan los de arriba


Se cree que en un sistema de network marketing solo ganan los de arriba, que las personas en la base de afiliados trabajan al 100% para los que están en la cima, que ellos son los únicos que reciben compensaciones económicas.

En un esquema multinivel legal y real, si no se trabaja con perseverancia y dedicación, en la comercialización y recomendación de los productos, no se va a lograr ningún resultado económico, por más alto que se encuentre en la pirámide, sólo el fruto de su esfuerzo y trabajo se verá recompensado en dinero.

En el multinivel real, las personas que han tenido buenos resultados económicos, ha sido porque han puesto sus cinco sentidos a lograr un objetivo, apalancándose en las bondades que ofrecen las empresas de network marketing, gracias a su presencia nacional, regional y mundial. El dinero no les llega porque fueron pioneros, sino porque construyeron su red de empresarios, trabajaron en equipo con ellos para hacer sinergia, para soportarse entre sí, y obtener resultados de mutuo beneficio.


No es legal, nadie lo controla


Otro de los mitos que existen con relación a las empresas de network marketing es que no son legales, que nadie las vigila o controla, que no tienen una constitución legal en el país de origen. Que los productos que comercializan no están avalados por las autoridades competentes.

Una de las primeras cosas que uno debe hacer para validar que una empresa multinivel cumpla con estos requisitos es validar que:

  • Tenga una constitución legal válida ante las entidades estatales.
  • Que lleve un tiempo de permanencia en el mundo y en el país, para validar la solidez y seriedad de la compañía.
  • Que sea vigilada por las autoridades respectivas en cuando a la comercialización de productos, venta directa y mercadeo en red.
  • Que tenga sedes físicas donde se lleven a cabo las actividades administrativas, financieras y comerciales de la compañía.
  • Que emita los documentos legales de venta (facturas de cada país)
  • Que pague los impuestos de ley al municipio o nación.
  • Que tenga unas reglas claras de compensación económica, visibles y verificables mediante un contrato de afiliación.
  • Que los kit de inicio o afiliación se represente en su mayor proporción, en productos reales, no sólo en una membresía de alto costo.
  • Que sus productos estén autorizados por las entidades respectivas, como por ejemplo en el caso de los medicamentos o suplementos nutricionales, por el Invima en Colombia.

Puedo volverme millonario en corto tiempo


Otro mito que existe alrededor de los negocios de network marketing, es que con ellos me volveré millonario en un corto tiempo, sin un mayor esfuerzo, sólo atrayendo cada vez a más personas al negocio.

Debemos desconfiar de un esquema de network marketing que prometa grandes beneficios, utilidades, bonos o viajes en un corto tiempo, sólo con el fin de atraer más individuos a la red, para obtener dinero fácil y crecimiento rápido.

En el network marketing real, las utilidades no se van a hallar de la noche a la mañana, se va a necesitar de un trabajo constante y perseverante, de desaprender y volver a aprender, de buscar alternativas ingeniosas para llegarle a las personas, de hacer que el negocio sea un gana gana, no sólo para mí como patrocinador, sino también para los nuevos empresarios, para que sea un efectivo trabajo en equipo.

Para lograr resultados sostenibles en el tiempo en el network marketing, se requiere de un trabajo fuerte de la red de empresarios, donde haya una duplicación clara y constante de habilidades, información y conocimiento, para que los nuevos integrantes puedan hacer su parte del negocio. Donde exista un trabajo colaborativo, de ayuda mutua para lograr resultados palpables en cada uno de los miembros.


Conclusiones sobre el negocio Multinivel


El multinivel NO es un negocio fácil, no es un negocio al que todos van a decir «dónde le firmo«, es un negocio de muchos «No me interesa«, «eso es un fraude«, «Fulano estuvo en eso, se endeudó y lo abandonó«, «esos productos no sirven«, «estuve en eso y no gané casi nada«. Cada una de esas respuestas son respetables y tienen su grado de verdad. Cada cual la verá desde su perspectiva o experiencia propia o ajena.

Lo que primero se debe considerar es que al entrar a un negocio de Network Marketing, estamos ingresando a una empresa REAL, que vende y distribuye productos como cualquier otra, que somos parte de su departamento comercial, que somos los encargados de recomendar y distribuir los productos, y recibir a cambio unas compensaciones y bonificaciones. Los resultados buenos o malos que tengamos, van a ser:

  • Proporcionales a nuestro trabajo, y las acciones que emprendemos para hacerlo cada vez mejor,
  • Alimentando nuestra mente de pensamientos positivos y de nuevas habilidades para hacer mejor nuestra labor comercial.
  • A un conocimiento profundo de los productos y del negocio,
  • También a la búsqueda de nuevos clientes, de prospectarlos correctamente y ofrecerles lo que necesitan con honestidad, con todas las cartas sobre la mesa.
  • Al esfuerzo que pongamos en ofrecer con dedicación y convencimiento el producto que ofrecemos.
  • Ningún otro tipo de labor, permite tener el apalancamiento, conocimiento y disponibilidad de tiempo que ofrece el network marketing.
  • El multinivel es un estilo de vida, que brinda equilibrio en todas las áreas, permitiendo dejar un legado a las personas que persisten.

El mercadeo en red o multinivel real, ofrece un universo de posibilidades, más aún en un mundo globalizado, donde se nos ofrece la oportunidad de llegar a un mercado nacional y global, ofreciendo productos sin tener que preocuparnos por la fabricación, la logística y los impuestos de importación. Es un mercado emergente que seguirá creciendo en el futuro, y será responsabilidad de nosotros aprovechar estas oportunidades, para empezar a construir un negocio nuevo, que con esfuerzo, dedicación, perseverancia y paciencia, logrará en el largo plazo, la tranquilidad financiera que el negocio tradicional no nos ofrece.

Este artículo hace parte del servicio de divulgación de conocimiento de Vendiendo.co.

Si te gustó, por favor no olvides compartirlo en las redes sociales.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *