Levadura de Cerveza, qué es y para qué sirve

La levadura de cerveza es un alimento y suplemento rico en vitaminas del complejo B, sustancias que favorecen el sistema nervioso, cerebro, digestión y otras funciones del organismo.

Levadura de cerveza
Levadura de cerveza

Junto con la lecitina y el polen, la levadura de cerveza es uno de los grandes alimentos como suplemento nutricional. Se rescató para el consumo humano por su alto valor biológico, contenido multivitaminico, variedad de minerales y alta proporción de aminoácidos, la mayoría esenciales, enzimas y la hormona adenina, necesaria para el bazo páncreas y riñones.

La levadura de cerveza está compuesta por vitamina B1, B2, B3 y B6, biotina, ácido fólico, colina, inositol, ácido amino benzoico, selenio, zinc, cromo y arginina, cistina, histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano, tirosina y valina.

Contáctanos al Whatsapp Escribe por WhatsApp+573147311797 si deseas más información sobre este tema.

Por sus altos valores nutritivos y su adecuado balance de ácidos esenciales, su aprovechamiento es alto. Es el alimento vegetal que mayor cantidad tiene de vitaminas del complejo B. Su trabajo de conjunto es sinérgico, lo cual constituye una ventaja, pues si las vitaminas se toman aisladamente se pueden perder unas y crearse deficiencias de otras. La levadura de cerveza es un protector natural contra los efectos tóxicos de la polución de las ciudades y las radiaciones por exposición en trabajos de riesgo.

Ayuda al hígado en su trabajo desintoxicante, reforzando las defensas orgánicas y la resistencia a las enfermedades y a los microorganismos, en las in fracciones y desarreglos del sistema linfático. Activa en el hígado la producción de sales. Es un medio curativo y regulador en diferentes tipos de enfermedad sobre todo en alteraciones del metabolismo, trastornos hormonales, en obesidad y resfriados, en perturbaciones gastrointestinales, alivia tanto el estreñimiento como la diarrea, es útil en deficiencias circulatorias e insuficiencia de nutrientes

Su contenido vitaminico la habilita para trabajos asociados con otros nutrientes que ejercen acciones especificas en el organismo, por ejemplo, sin la presencia de las vitaminas del complejo B no es posible un metabolismo normal, las vitaminas B1, B2, B3 y B6 permiten el desarrollo de un flujo estable y continuo de energía a partir de los hidratos de carbono.

Se le considera un tónico reconstituyente para convalecientes, para la fatiga física e intelectual. Depura la sangre y reduce la anemia, mejora en afecciones como neuritis, neuralgias y gota; estimula la neurotransmisión a nivel de células cerebrales. Es importante tener en cuenta en las dietas alimentarias, que mientras más carbohidratos se consuman, más vitamina B1 se requerirá. Igual sucede para la grasa: a mayor cantidad de alimento graso, más vitamina B2 se necesita y máxime si se experimenta dificultad para procesar y asimilar: la presencia de inositol y colina, factores de transformación de las grasas, favorece este metabolismo. La B2 también estimula la producción orgánica de insulina y se en carga de crear un efecto similar a esta sustancia, reduciendo el nivel de azúcar en la sangre. La vitamina B6 se utiliza en tratamientos clinicos para padecimientos emocionales y perturbaciones mentales en tratamientos clínicos, opera, junto con el zinc, la vitamina C y el inositol. para contrarrestar la ansiedad y el insomnio.

El corazón necesita vitamina B1 para su trabajo muscular, la carencia de las vitaminas del complejo B causa serios trastornos en el organismo y perturba todos los sistemas. El órgano que controla todos los suministros es el hígado, como el cuerpo no la puede elaborar, por ello hay que suministrarla. Su carácter hidrosoluble hace que sea eliminada fácilmente. El selenio que contiene la levadura, además de ser antioxidante es necesario para el corazón. El cromo es importante también para el metabolismo normal de la glucosa (azúcar en la sangre), facilitando la tarea del páncreas.

El inosol y la colina, presentes en la levadura, son factores de transformación de las grasas del organismo. Los estudios recomiendan la ingestión de tres a doce gramos al día de levadura de cerveza como complemento. Se sugiere tomar grandes cantidades de levadura de cerveza como tratamiento para el cáncer y para prolongar la vida y la salud en personas de edad avanzada. Al ser un alimento altamente concentrado y pasar los nutrientes a la sangre, inhibe el apetito, a la vez que por su alto contenido de vitaminas del complejo B, tiene un efecto tranquilizante que evita comer por ansiedad. Al tomar después de las comidas mejora la digestión y la asimilación de los alimentos, por la acción de las vitaminas y enzimas que contiene. La levadura, por si sola, no aumenta ni disminuye el peso, pero sí actúa como un factor equilibrante.

Composición nutricional de la Levadura de Cerveza (Por cada 100 g)

Proteínas38,75 g
Carbohidratos38,75 g
Fibra1,75 g
Grasa total1,25 g
Vitamina B115,62 mg
Vitamina B24,25 mg
Vitamina B337,5 mg
Vitamina B62,5 mg
Biotina800 mcg
Acido fólico2,4 mg
Vitamina CVestigios
Fósforo1750 mg
Calcio212,5 mg
Hierro17,5 mg
Calorias287,5

La levadura de cerveza es de alta calidad nutricional, ya que tiene «adecuado balance de los aminoácidos esenciales y alto aprovechamiento», es el alimento vegetal con mayor contenido de vitaminas del complejo B. La única vitamina que le falta para ser completa es la B12 (cianocobalamina), pero esto se corrige adicionándosela al producirla. En países con mayor trayectoria naturista se elabora leva dura con una adición adecuada de calcio y vitamina B12, lo cual es importante, pues permite mantener una buena relación de proporciones calcio-fósforo. La levadura de cerveza también es rica en minerales. Generalmente, se saboriza adicionando frutas deshidratadas: y algún edulcorante natural.

Fuente: Diccionario Naturista, Naturaleza y Vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.