Vitamina B9 o Acido Fólico: Qué es, cuáles son sus beneficios

La Vitamina B9 o ácido fólico complementa otras funciones de las vitaminas del complejo B. Es necesaria para la formación de los glóbulos rojos y la regeneración de la hemoglobina.

Vitamina B9
Vitamina B9

La folacina es el término utilizado para describir un grupo de coenzimas con estructura química y propiedades nutricionales similares a las del ácido fólico, llamado también ácido pteroilglutámico (APG). Los folatos de la dieta son hidrolizados a formas monoglutámicas, las cuales se absorben en el yeyuno o en el duodeno a través de la circulación porta. Unidos a una proteina, los folatos ingresan al hígado en donde se transforman en poliglutamatos. Estos, se almacenan en la médula ósea y en los reticulocitos. Otra porción de folatos es excretada en la bilis en forma de metiltetrahidrofolato (MeTHF), el cual es reabsorbido y representa la forma predominante de folato circulante.

Contáctanos al Whatsapp Escribe por WhatsApp+573147311797 si deseas más información sobre este tema.

Aunque la deficiencia de hierro es la causa más común de anemia nutricional, la anemia por deficiencia de folatos también se presenta en muchos grupos de población, aun en países desarrollados, debido a que la mayor parte del almacenamiento del folato se produce en presencia de la vitamina B12. El folato eritrocitario puede encontrarse disminuido tanto en una deficiencia de ácido fólico, como en una de vitamina B12.

El ácido paraaminobenzoico participa en la producción de ácido fólico y trabaja unido a esta vitamina. En la anemia megaloblástica el ácido fólico induce respuestas de los reticulocitos, además, es agente activo para la formación de la sangre y regeneración de glóbulos rojos. La vitamina B9 es un factor importante en la producción de enzimas, para lo que está asociada con la vitamina B12 y el aminoácido histdina; así mismo, es necesaria para la división y crecimiento de nuevas células y en sintesis del ADN y del ARN.

Igualmente, participa en la síntesis de la tirosina. Es un su implemento necesario para el embarazo a partir del séptimo mes, complementado con hierro, puesto que es un nutriente esencial para la es tructuración del nuevo ser. Es clave para la formación del sistema nervioso y además previene en el feto la formación de espina bífida y los defectos del tubo neural.

Esta vitamina también es necesaria para el buen estado del hígado y de los órganos genitales y para el funcionamiento del tubo digestivo, en la producción de ácido clorhídrico. Es un un agente preventivo de la anemia, la leucemia y las lesiones pre-cancerosas. Contrarresta el estado inmunodepresivo que sigue a una quimioterapia. En este tratamiento se aumenta la necesidad de ácido fólico.

Se usa en quimioterapia en forma de folinato de calcio. Es esencial para los procesos de curación y prevención de infecciones, e intensifica la inmunidad. Previene el encanecimiento prematuro, la caída del cabello y la alopecia nerviosa. Es muy útil en casos de estrés, arteriosclerosis, pro problemas circulatorios y menstruales, úlceras estomacales, enfermedades mentales, alcoholismo y fatiga.

Actúa como coenzima para la transferencia de carbono y como componente de sistemas enzimáticos para la sintesis de purinas y pirimidinas (compuestos que forman parte del ADN y RNA), indispensables para la formación de los leucocitos (leucopoyesis), de los eritrocitos (eritropoyesis) y de la mayoría de las células.

Es imprescindible en síntesis de diversas proteínas y de los aminoácidos. alanina, arginina, ácido aspártico. leucina, lisina, metionina y valina.

La alimentación no suministra esta vitamina, sino que se sintetiza en el intestino con la ayuda de la flora bacteriana. y en la activación glandular. El ácido fólico se transforma en ácido folinico, que, por si solo toma parte en ciertas reacciones de metilación. Con la cianocobalamina opera en conjunción.

El uso de antiácidos con aluminio, anticonceptivos orales, alcohol, cafeína, tabaco, estrés, antibióticos (estreptomicina) a largo mediano plazo, medicinas anti-convulsivas, drogas antiinflamatorias, así como al estrés, crean deficiencias y problemas de mala absorción, tales como la enfermedad de Crohn’s y la psilosis (estomatitis y diarrea), y puede inducir a la anemia macrocítica (formación de eritrocitos anormalmente grandes) y enflaquecimiento.

Las lesiones en las comisuras de los labios también son síntomas de deficiencia de ácido fólico. La acción de esta vitamina es más eficaz cuando se suplementa la dieta con vitaminas B5, B9 (está asociado), B12, C y biotina (H3).

Fuentes naturales, vísceras de animales, vegetales de hoja verde, levadura de cerveza, alga espirulina, jalea real, habas, brócoli, coles de Bruselas, espinaca, lechuga, es párrafos, pepino cohombro, frijol, cereales integrales (trigo, germen y pasto de trigo germinado, centeno, cebada), arvejas, productos de soya, productos lácteos, champiñones, maní, nueces, papas, remolacha, aguacate, manzanas, melón, banano y cítricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.