¿Qué es y para qué sirve la retención en la fuente en Colombia?

La retención en la fuente es una forma creada por el Estado, para cobrar por adelantado algunos impuestos, como el de renta, IVA, industria y comercio, etc. con el fin de tener un flujo constante de ingresos y disminuir la evasión.

Retención en la fuente
Retención en la fuente

La retención en la fuente se realiza directamente cuando una persona natural o jurídica (conocida como sujeto pasivo) realiza una operación que está sujeta a alguno de los impuestos aplicables de retención.  Este pago anticipado del impuesto lo recibe un sujeto conocido como agente retenedor, quien debe presentarlo ante la entidad fiscal correspondiente.

Si deseas comprar Equipos o Software POS, te invitamos a nuestra Tienda Online, o contáctanos al Whatsapp +57 3014835304

Por ejemplo, cuando un empleado recibe un ingreso por concepto de su salario, el empleador retiene mes a mes un porcentaje de ese valor, lo que constituye un pago por anticipado de su impuesto de renta. Al finalizar el año fiscal, el empleado ya le ha pagado al estado una cantidad X de impuesto de renta, que al momento de declarar se deduce en la declaración de renta, para determinar si debe o no pagar más impuesto, o el Estado debe devolverle dinero.

Te puede interesar leer  los Topes de declaración de renta 2019 para personas naturales

Esto mismo ocurre con otros impuestos como el Impuesto al valor agregado IVA, sobre las ganacias ocasionales, impuesto CREE, impuesto de industria y comercio e impuesto de timbre nacional.

Mediante este mecanismo, el Estado busca tener más a la mano recursos para su funcionamiento, sin tener que esperar un largo periodo para recaudar impuestos como el de renta que es anual. Adicionalmente, como se retiene un valor directamente durante el ingreso en la operación comercial, el Estado garantiza que el impuesto se está cobrando inmediatamente, por parte del agente retenedor, buscando reducir el efecto de la evasión sobre las contribuciones de impuestos.

Por otro lado, reteniendo el impuesto en el transcurso de las operaciones, al contribuyente no se le hace una carga muy fuerte, el pago del impuesto, y más cuando es de frecuencia anual.

Este artículo hace parte del servicio de divulgación de conocimiento de Vendiendo.co.

Si te gusto, por favor no olvides compartirlo en las redes sociales. 😉

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *