¿Qué es un punto de pago o kiosco de autoservicio?

Kiosco de autoservicio
Kiosco de autoservicio

Un punto de pago o kiosco de autoservicio es un dispositivo dispuesto para que las personas puedan satisfacer sus requerimientos de compras o servicios, sin la necesidad de pasar por el punto de venta tradicional.

El fin de estos elementos, es poder dar una alternativa adicional a los clientes para que puedan satisfacer sus necesidades de pago, consultas u otros tipos de trámites, sin tener que hacer las largas colas en los puntos de venta o atención.

Este proceso permite agilizar los procesos, empoderando al cliente para que él mismo se encargue de manejar sus solicitudes.

Generalmente está compuesto por un computador con un monitor táctil o una pantalla led de mayor tamaño. Adicionalmente puede contener una impresora, que puede imprimir facturas, turnos u otros tipos de comprobantes.

Dependiendo también de la aplicación en particular, puede contener otro tipo de elementos, ya sean lectores de códigos de barras, pinpads, máquinas contadoras de billetes o monedas, expendedoras de tickets o tarjetas, cámaras fotográficas, etc.

Todos estos componentes se acomodan en un mueble de kiosco, para una operación cómoda por parte de los clientes.

Un punto de pago o kiosco de autoservicio puede ser usado para diferentes fines, ya sea para realizar pagos de servicios públicos, reservar un turno en un banco, solicitar información sobre un trámite, renovar un seguro, pagar una consulta médica, comprar las boletas de cine, pagos de parqueaderos, etc.

El éxito de un punto de pago o kiosco de autoservicio está en la facilidad que dé el software para que cualquier cliente pueda acceder a los servicios.

Se requiere entonces que el software de kiosco de autoservicio:

 

  • Sea corto y claro con sus instrucciones de uso.
  • Contenga pocos y grandes botones, cajas de texto, y demás elementos gráficos de interacción con el  usuario.
  • Que le ayude al cliente a seleccionar rápidamente las opciones mediante autocompletación.
  • Debe contener pocos elementos de llenado abierto, es decir, de escritura de texto.
  • Tenga una cantidad de pasos lo más corto posible, con la posibilidad de regresar al paso anterior en caso de necesitar corrección.
  • Pantallas con suficiente contraste de colores para adaptarse a diferentes tipos de público.
  • Tener ayudas para personas con discapacidades auditivas, visuales o cognitivas.
  • Aprovechar las facilidades de dispositivos como los celulares para la capturas de códigos de barras, QR o NFC, para dar más agilidad a las transacciones.
  • Los comprobantes o resultados impresos en el kiosco deben ser optimizados para el menor uso de papel, con información clara y legible.

El punto de pago o kiosco de autoservicio es una necesidad para muchas empresas o negocios que requieren empoderar a las personas para que realicen sus trámites, sin que tengan que haber otras personas de por medio, dando así mayor agilidad en los puntos de atención.

Este artículo hace parte del sistema de divulgación de conocimiento de Vendiendo.co.

Si te gustó, por favor no olvides compartirlo en las redes sociales. 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.