Efecto antitumoral del tomate – Prevención natural

Según las nuevas investigaciones científicas que se están llevando a cabo últimamente, el ser humano se está dando cuenta que la naturaleza y los frutos que nos ofrece para alimentarnos, además de nutrirnos, puede traer sanidad física a nuestros cuerpos, de enfermedades tan comunes como “el cáncer” en sus distintas manifestaciones y muchas otras enfermedades causadas por desórdenes alimenticios.

A veces parece que el hombre, nunca hubiese sido consciente, que realmente tenemos un Ser Superior que se preocupó por diseñar cada cosa para servicio nuestro para que estuviéramos bien y disfrutáramos una mejor calidad de vida, pero desafortunadamente no le dimos valor, haciéndolo a un lado, para colocar en primer lugar nuestro ego y orgullo, creyendo que nuestro conocimiento estaría por encima de su Supremacía, pero que equivocados estábamos, hasta ahora con la tecnología y la ciencia es que realmente estamos reconociendo la grandeza de lo que nos rodea y ojalá algún día seamos agradecidos con quien la diseñó exclusivamente para nosotros.

Efectos positivos del tomate
Efectos positivos del tomate

Retomando el tema a tratar, me ha parecido interesante hablar sobre el estudio que está llevando a cabo los investigadores del Grupo de química de biomoléculas y procesos alimentarios de la Universidad de Almería” quienes han confirmado en líneas celulares in vitro, que los extractos del tomate tienen un gran poder curativo frente al “cáncer de colón”.

Esto nos da a entender que no solo este fruto sino muchos otros, tienen un gran poder sanador sobre nuestro cuerpo, pero no, el ser humano piensa que si él y su conocimiento racional no interviene, nada es válido ante sus ojos, y tiene que pasar muchos años tratando de entender lo que le rodea mediante estudios empíricos , para terminar concluyendo que lo que la ciencia crea, tiene su efecto positivo, pero trae consigo efectos secundarios o deja ciertas secuelas de por vida, mientras que lo natural trae sanidad, además de prestar beneficios adicionales.

Si por primera vez en la vida el ser humano comprendiera, que si él está en armonía con la naturaleza sin intervenir con sus productos artificiales, quizá los resultados serían más favorables y nuestra salud gozaría de mayores beneficios.

Este estudio me pareció muy interesante, porque está basado en un artículo publicado en “la revista Journal of the Science of food and Agriculture titulado”: “Phytochemical composition and in vitro anti-tumor, activities of selected tomato varieties”, donde los investigadores explican cómo ciertos compuestos del “Tomate” como el “licopeno”, actúan frente al desarrollo de células tumorales originarias del colón impidiendo su proliferación.

Lógicamente me parece válido que la ciencia y la tecnología, ayuden a descubrir los componentes que contribuyen a la mejoría de estas enfermedades, lo que prueba una vez más, que lo mejor es dejar nuestra naturaleza quieta, que siga con su desarrollo natural y si lo hacemos, que sea para ayudar a conservarla, porque nosotros no podríamos sobrevivir sin ella y viceversa.

Somos un complemento y sólo nos atañe estudiarla para comprenderla mejor sin destruirla, porque en esta investigación sobre un solo fruto como el tomate, nos ha llevado a descubrir noticias tan favorables para nuestra salud, como sería si de esa misma manera se analiza los miles de productos que nos da la tierra, para mirar sus propiedades curativas y así convencernos de una vez por todas que lo mejor es cuidarla, respetarla y ser agradecidos con quien la creó para nuestro bienestar.

Sumado a esta investigación también se habla del “aceite de oliva” el cual combinado con el tomate, produce efectos inhibidores mucho más altos, que los obtenidos por cada uno de ellos, actuando por separado. Según estos investigadores existen muchos compuestos diferentes con acción anti-tumoral en el aceite de oliva como los “polifenoles”, que se suman a la acción de las sustancias bioactivas del tomate.

Así como este estudio, existen muchos que se están haciendo sobre la infinidad de productos que nos da la tierra para nuestro consumo, llegando a la conclusión, que al descubrir la misma ciencia sus propiedades curativas tan sorprendentes, sólo nos basta reconocer la genialidad de quien creo lo que existe y que lo único que EL desea, es que aprendamos a apreciarla conviviendo con ella armónicamente.

Si te gustó este artículo, por favor no olvides compartirlo en las redes sociales. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.