Publicidad engañosa: Práctica común en la vida real y las redes sociales

Publicidad engañosa
Publicidad engañosa

La publicidad engañosa es una práctica desleal muy común hoy en día, tanto en la vida real como en internet y las redes sociales.

Publicidad engaños en la vida real

La publicidad engañosa se basa en promocionar o difundir información falsa, o una verdad a medias o distorsionada, con el propósito de influir en las personas, para que tomen decisiones de compra a base de mentiras.

En la vida real se han presentando muchos casos, donde se nos invade con anuncios de productos que prometen esta vida y la otra, la eterna juventud, el aumento de la inteligencia, bajar de peso, precios rebajados pero inflados previamente, inversiones con ganancias superiores e inmediatas, etc.

Ejemplo publicidad engañosa
Ejemplo publicidad engañosa

Esta publicidad engañosa se aprovecha del temor y necesidad de las personas. Por un lado trabajando la psicología de las personas sobre sus necesidades más primitivas, de tener más tiempo de vida, de prolongar su juventud, de aumentar su vitalidad y deseo sexual, de tener dinero sin trabajar tanto, ser más atractivo o atractiva; como también de aprovechar promociones super especiales para lograr ahorros en una maltrecha economía.

El mundo está repleto de estafadores profesionales, con mucho dinero para anunciar por televisión, radio e internet. Las personas piensan que como sale en televisión, o es anunciado por personalidades importantes, o tienen comerciales muy profesionales; debe ser real lo que prometen y por tanto son dignos de confianza y de ser adquiridos.

MeCoin Estafa
MeCoin Estafa

Pero cuán falso puede llegar a ser esta realidad, pues se trabaja con la premisa de invadir la cabeza de las personas con su mensaje, que a punta de repetición día y noche, se va imprimiendo algo de verdad de toda esa serie de mentiras o verdades a medias.

Publicidad engañosa en alimentos
Publicidad engañosa en alimentos

Sobre todo en salud, mucho de lo que se ofrece se basa en estudios falsos o poco rigurosos, de instituciones poco reconocidas, o simplemente de las creencias comunes de las personas. Se conoce de las bondades de muchas plantas y sus extractos, pero de ahí a otorgarles superiores beneficios hay un trecho muy grande. Estamos hablando casi de un asunto de alquimia, donde los antiguos querían convertir en oro cualquier metal, haciendo mezclas de todo tipo de sustancias.

Anuncios de este tipo se apoyan en el impulso de compra de las personas, bombardeando con frases como “última oportunidad”, “no se pierda esta fabulosa oferta”, “como si no fuera poco, le agregamos esto otro a su compra”, “llame ya”, “si llama dentro de los próximos 5 minutos”. Es una necesidad humana de aprovechar la oportunidad, de no dejar pasar ese momento de “supervivencia al límite”, al mejor estilo de nuestros ancestros cavernícolas.

Publicidad engañosa en comerciales
Publicidad engañosa en comerciales

Una recomendación para evitar este tipo de impulsos de compra, es dejar pasar por lo menos 5 minutos antes de hacer una decisión de compra, porque en ese tiempo, se baja esa necesidad en nuestro cerebro, y tendremos más cabeza fría para adquirir productos que a veces ni necesitamos.

 

Publicidad engañosa en las redes sociales

Y ahora hablando del mundo digital, en internet y en las redes sociales, el asunto cobra un alcance más global y hasta siniestro.

En las redes abundan miles de noticias falsas, promociones fraudulentas, correos que prometen grandes ganancias o herencias.

Noticias falsas redes sociales
Noticias falsas redes sociales

Es tanta la información de todo tipo de calidad que circula por la red, que a veces es difícil identificar lo verdadero de lo falso. Está comprobado que nosotros como humanos en general buscamos, leemos y miramos lo que se identifica más con nosotros mismos, con nuestros deseos, intereses o ideologías. Es por eso que cualquier noticia falsa o deformada, puede calar con más profundidad en personas que ya tienen ciertas tendencias.

Tal ha sido el alcance de las redes sociales, que pueden llegar a influir en una elección tan importante como la de presidente de Estados Unidos, poniendo a circular información engañosa sobre los candidatos de 2016.

La reputación de una persona también se puede ver seriamente dañada al difundir información confidencial o errada sobre ella, calumnias o similares. Se han conocido muchos casos de personas que incluso en la vida real han tenido que aislarse, cuando se han visto expuestas en las redes sociales.

Es por eso recomendable que seamos muy críticos al consumir información de internet y las redes sociales. Así como la tecnología ha sido un medio de información que ha permitido que cualquiera ponga en circulación sus opiniones, también permite la difusión de mucho contenido basura, calumnias y fraudes.

Fraudes redes sociales
Fraudes redes sociales

Es importante que las personas vulnerables, y en mayor sentido los niños, no tengan un acceso irrestricto a toda este tsunami de información, porque si los adultos en ocasiones no somos capaces de discernir sobre lo que vemos, mucho menos los menores que están apenas formando su criterio.

Eso sin contar de todos los engaños y fraudes que comenten a diario desde las redes sociales, que mediante perfiles falsos o promociones engañosas, pueden extorsionar, acosar o hasta cometer diferentes delitos con las personas, a base de triquiñuelas y falsas expectativas.

Perfil falso facebook
Perfil falso facebook

Una premisa para evitar los fraudes y engaños que pululan en el mundo, es pensar que “de eso tan bueno no dan tanto”. Un negocio por más bueno que sea, no va a generar utilidades astronómicas con el solo hecho de poner nuestro dinero en él. Y así mismo con cualquier otro asunto con lo que seamos atraídos desde internet.

Cuando veamos algo que brilla por ser estupendamente fabuloso, sin hacer el menor esfuerzo de nuestra parte, desconfiemos, busquemos mayor información en internet, miremos si hay comentarios relacionados con lo que se nos ofrece, apenas detectemos incongruencias, o comentarios de personas defraudadas o engañadas, es mejor olvidarnos de cualquier asunto, de seguro habrá un estafador o criminal detrás, esperando que caigamos en su trampa.

La publicidad engañosa es muy difícil de erradicar e incluso de detectar, pero es nuestro deber denunciar la mala fe de las personas o las empresas, porque ahí está no dejar que se sigan saliendo con la suya, estafando a más incautos.

 

Este artículo hace parte del sistema de divulgación de opinión de Vendiendo.co.

Si te gustó, por favor no olvides compartirlo en las redes sociales. 😉 Thnks

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.