Cómo tratar clientes complicados

Tratar a clientes complicados
Tratar a clientes complicados

Los clientes son la base principal de una empresa, sin ellos no habría ventas y tampoco ingresos, en resumen no tendríamos nada. Por este motivo es importante invertir tiempo para prepararnos nosotros como dueños y a nuestros empleados recibiendo capacitación personal y profesional que nos dé las pautas necesarias para conocerlas y aplicarlas de la manera más correcta.

Relacionarnos bien con el público es algo bien complicado, de ahí que necesariamente tengamos que acudir a personas entrenadas para que nos den una buena capacitación. Realmente no sabemos con qué tipo de personas nos tenemos que enfrentar a diario, algunas pueden llegar bien, otras pueden expresar agresividad o inconformidad, ya sea verbal e incluso física cuando se pierde el control.

La actitud es fundamental según Clara Milena Zapata Soto, directora de la caza talentos. Ella sostiene: “Que no es para nada recomendable entrar a discutir con el cliente, porque esto se convertirá en una desventaja para el dueño de la empresa”.

Las recomendaciones más importantes que se deben tener en cuenta son:

cielo2

  • Primero que todo, se debe escuchar al cliente, no interrumpirlo en ningún momento y evitar discutir con él, déjelo que se desahogue hasta que se calme, mientras tanto entre en sintonía con el consumidor, y colóquese en sus zapatos, a ver cómo reaccionaría usted, así lo comprenderá mejor.
  • Segundo, trate de entenderlo, demuestre que usted está de acuerdo con él, eso lo ayudará a calmarse un poco y la discusión no va continuar, porque el cliente va a asentir que tiene la razón.
  • Tercero, si el cliente algún día le levanta la voz, usted no haga lo mismo y se ponga en su misma situación, más bien tome aire relájese y empiece a responderle de manera calmada, hable más despacio y bajito, esta actitud tuya, se reflejará en El, y hará que empiece a calmarse. En este caso si usted aborda esta situación con calma, tranquilidad y tolerancia, la rabia generalmente se disipa.
  • Cuarto, no tome la discusión a manera personal, si el cliente está empezando a ofenderle, de vuelta al tema y explíquele como puede resolver su situación
  • Quinto, como seres humanos, tenemos días malos y queremos desquitarnos con todo el mundo, en este sentido comprendamos al cliente y pensemos que éste no ha sido su mejor día y que por eso está reaccionando de esa manera tan agresiva. Cuando ocurra esto mejor intente mejorar la situación adoptando un tono de voz calmado, agradable y esto calmará su genio.
  • Sexto, si usted le hace un compromiso trate de ser muy cumplido, llámalo, esté pendiente de él, así el consumidor sabrá que la empresa no lo está evadiendo y que si está analizando su problema para encontrar una solución

Estos son algunos pasos que podemos seguir en el caso de enfrentar clientes difíciles, pero lo más importante y básico, es saber que realmente tenemos vocación de empresarios constantes y entender  que a diario se van a presentar problemas y que debemos  estar preparados para asumirlos de la mejor manera, ya que lo que nos interesa es realmente  el bienestar del cliente y su fidelización con nuestra empresa.

Este artículo hace parte del sistema de divulgación de opinión de Vendiendo.co.

Si te gustó, por favor no olvides compartirlo en las redes sociales. 😉

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *