Últimas tendencias en decoración para las tiendas modernas

Las tiendas modernas, se deben estar remodelando constantemente, para que llamen la atención de sus clientes, además para que no se torne monótona, siempre con los mismos colores y la misma decoración. Para llevar a cabo este proceso, tenemos que informarnos sobre cuáles son las últimas tendencias en decoración para las tiendas, y así estar siempre a la vanguardia.

Tendencias en decoración para las tiendas en su parte externa

Tendencias en decoración para las tiendas
Tendencias en decoración para las tiendas

Lo primero que llama la atención de todo transeúnte, cuando pasa al frente de un almacén, es su presentación externa, el color de la pared, cómo está decorada la vitrina donde se muestran los productos que se venden, es decir, debe ser algo que transmita una emoción agradable a primera vista.

En este caso, si no tenemos el suficiente conocimiento, es mejor asesorarnos de un profesional en diseño, el cual nos dará las mejores opciones, de acuerdo a la tendencia que está de moda y también que vaya acorde con los productos que se ofrecen, porque para cada negocio, almacén o tienda, existen determinados colores, que van a influir para que llamen más la atención y sean más sugestivos a la vista.

Por lo tanto, el exterior nos va a dar una impresión ya sea positiva o negativa, de ahí que lo mejor es tener la guía de un profesional en este tema.

En cuanto a la parte Interna, también se decora de acuerdo al gusto del dueño, quien pone su sello personal, pero igual necesita contar con la opinión de un profesional, el cual va contribuir en lo relacionado a “cómo va a contar la historia de una marca y crear experiencias de inmersión, hasta utilidades para la elaboración de vitrinas, anuncios y señalización, sobre todo cuando se trata de ventas al por menor, porque en este caso la clave va a estar en los detalles.

Interior de un almacén o tienda

Es vital saber, que desde el momento en que alguien entra a tu tienda, para decidir que va a comprar, el dueño debe hacer un diseño inteligente, que establezca una diferencia significativa, en cuanto a, si se logra o no la venta. En este caso debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

*La zona del umbral: Conocida como “Zona de descomprensión”es el primer espacio donde los clientes se desplazan cuando entran a un almacén. En este espacio ellos van a hacer una transición del mundo exterior a la primera experiencia de lo que tienes para ofrecerles, es en este momento cuando hacen críticas, analizando si es costoso o barato, lo bien coordinado que está el sitio, la iluminación, pantallas, accesorios, colores etc.

En nuestro país, Colombia, es necesario hacer un análisis sobre a qué lado giran las personas que ingresan al almacén, es decir, si miran siempre a la derecha, a la izquierda o al fondo, de acuerdo a la posición en la que giran la mayoría, es que se debe establecer lo que se denomina Muro en potencia, el cual actúa como un vehículo de alto impacto, que le va a brindar un gran potencial a la mercancía que vendemos, la cual va a estar ubicada en este espacio.

*Crear un camino: Esto puede variar mucho, depende del tamaño del almacén. Pero la mayoría utilizan una trayectoria circular, comenzando a la derecha, para que lleguen a la parte trasera del almacén y regresen nuevamente al frente. Algunos harán que el paseo sea más fácil, cubriendo el camino con texturas diferentes, para brindar mayor comodidad a los clientes. Otro aspecto que cabe destacar, es que para la ruta que deben seguir, puedes colocar un anuncio llamativo o una pantalla, para atraer la atención al final de un pasillo.

*Reductores de velocidad: Es algo que va a ofrecer al cliente un “descanso visual” y se logra a través de la señalización especial o de temporada. La mayoría de los dueños de los almacenes usan “los puestos de mercancías” que son aparatos de visualización con productos ubicados casi al final o en medio del pasillo, su objetivo es el de animar a hacer compras de impulso, al tiempo que se complementa con los productos de exhibición. Recuerda tener los productos de mayor demanda a la altura de los ojos.

En síntesis, lo más importante es hacer que tu almacén sea cómodo para tus clientes, para este propósito puedes establecer un lugar o sitio de espera, donde hayan sillas, en las que se puedan sentar cómodamente, además es una forma de estimularlos a pasar más tiempo en nuestro negocio.

Además de la comodidad, y las tendencias en decoración para las tiendas, también está la amabilidad con la que los atendemos, y para llevar a cabo esto, se debe contar con disposición, tolerancia y mucha paciencia, es decir la prioridad son ellos, y lo único que nos corresponde hacer es, lograr que se sientan bien atendidos, esto le da a nuestro almacén posicionamiento y mayor credibilidad no tanto por los artículos que se ofrecen sino por la calidad del personal que ahí trabaja.

Este artículo hace parte de la labor social de Vendiendo.co en la búsqueda del mejoramiento de los nuevos y actuales negocios.

Si te gustó este artículo, por favor no olvides compartirlo en las redes sociales. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.