El network marketing, una oportunidad para la mujer en condiciones de vulnerabilidad

Las mujeres son así, hermosas pero a la vez luchadoras, fuertes pero también tiernas, amorosas pero a la vez aguerridas. Son parte vital de una sociedad que en ocasiones las menosprecia, agrede, usa, violenta y las deja sin oportunidades.

Mujeres en condición de vulnerabilidad y el network marketing
Mujeres en condición de vulnerabilidad

Hoy por hoy, las mujeres han ido ganando más espacios, cada vez se les ha ido reconociendo más sus derechos, y sus capacidades laborales e intelectuales. Sin embargo todavía hace falta mucho para que sean tratadas de igual a igual con los hombres. No tanto por una lucha sin sentido de géneros, sino porque el hecho de ser mujer, no contrapone ninguna desventaja frente a un hombre, más bien lo complementa y lo puede superar como frente a cualquier otro ser humano.

El amor de la mujer por la familia y por Dios es la que la mantiene unida, en pie de lucha para sostenerse frente a las desgracias, a la pobreza, a la violencia y a la falta de opciones de vida. 

Muchas de nuestras mujeres sólo necesitan que les brinden una oportunidad para demostrar de lo que son capaces, de que alguien crea en ellas para decirles que pueden surgir, de levantar la cabeza con dignidad para sostener a sus familias, ver con salud a sus hijos y darles la educación que se merecen.

Las mujeres y el network marketing
Las mujeres y el network marketing

El network marketing es un modelo de negocio que ha permitido empoderar a la Mujer más vulnerable, a aquella que le han cerrado las puertas, aquella que lucha sola por sus hijos; que se encuentra en un ciclo infinito de abandono, agresión, pobreza, falta de educación, empleo y tiempo, de donde no pueden salir por más que su voluntad lo desee.

El mercadeo en red le permite a las mujeres emprendedoras, iniciar su propio negocio de distribución y recomendaciones de productos de nutrición, belleza, ropa, etc. con una baja inversión, con flexibilidad de tiempo, sin jefes, ni desplazamiento a sitios de trabajo; apalancadas por equipos de trabajo experimentados en el negocio, que las apoyarán en forma de asesorías y entrenamientos, para que encuentren esa luz de esperanza de un futuro mejor y de más bienestar para ellas y su familia.

Hoy queremos compartir nuestro éxito entre aquellas mujeres que más lo necesitan, aquellas que llegan a nuestros centros de contacto con muchos ímpetus de hacer realidad sus sueños, pero que por diversas circunstancias no han podido hacerlo, o han fracasado en su intento. Hoy queremos apoyarlas desde la oportunidad que hoy a Dios nos ha dado, desde el network marketing potenciado con las tecnologías de internet, porque  las bendiciones hay que multiplicarlas en aquellos que más las necesitan.

Hoy tenemos la oportunidad de traer esperanza a tantas mujeres que necesitan dar un pequeño paso para crear su nuevo futuro. En el network marketing muchas mujeres en condiciones de vulnerabilidad, han encontrado una nueva etapa de vida, con la oportunidad de crecer, apoyando a otros para que también lo hagan.

No es un trabajo fácil, el network marketing auténtico no es una pirámide, donde se invierte un dinero y en teoría se sienta uno a esperar que le dupliquen la inversión, el mercadeo en red necesita de esfuerzo, dedicación, deseos de aprender, contactar personas, recomendar un producto para que otros lo consuman o usen, no es solo una venta directa; es apoyarse de un modelo de negocio, donde el voz a voz lleva a otros a usar los productos recomendados, y es de ahí de donde llegan los ingresos sustanciales del modelo de negocio.

El corazón del network marketing es la red de personas, que de manera colaborativa trabajan para obtener beneficios grupales, no sólo para la compañía, sino para todos los distribuidores independientes. Así es como este modelo de negocio no funciona si no es en grupo, con el apoyo de patrocinadores líderes, que sean capaces de guiar a sus asociados, para que conozcan bien los productos y sus formas de ganar, que dupliquen en ellos cada uno de los aspectos fundamentales del negocio.

Muchas mujeres y demás personas abandonarán estos negocios, ya sea porque esperan resultados rápidos sin suficiente trabajo y enfoque, o porque toman el network marketing solo como venta directa, como un trabajo más de revender productos, o porque tuvieron la mala suerte de entrar a un grupo de trabajo desunido, con líderes poco comprometidos, o porque se encontraron en una red donde el producto no fue único, innovador y de alta rotación.

Las mujeres en condición de vulnerabilidad, que han entendido el network marketing, como una opción para recibir comisiones por las compras que otros le hacen a la empresa matriz, con ventas directas como una opción secundaria para obtener ingresos inmediatos, son aquellas que han logrado romper su círculo de falta de oportunidades, dejar atrás tiempos penosos de humillaciones, vejaciones y pobreza, para emprender su propio negocio, liderando a otros para que creen su propio proyecto vida.

Este artículo hace parte del sistema de divulgación de opinión de Vendiendo.co.

Si te gustó, por favor no olvides compartirlo en las redes sociales. 😃

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *