Billetes colombianos sin tres ceros: ¿Realmente se justifica el cambio?

Hace pocos días se anunció la radicación en el Congreso de un proyecto de ley para eliminar tres ceros de los actuales billetes colombianos, con la justificación de simplificar las transacciones, adaptarse a estándares internacionales y depreciar las caletas ilegales, pero realmente esto justifica todos los costos que esto conlleva?

Billetes colombianos sin tres ceros
Billetes colombianos sin tres ceros


Según el ministro de Hacienda Mauricio Cardenas, quitarle tres ceros a la moneda colombiana, le facilita la vida a los ciudadanos y a la contabilidad porque ya no se manejan cantidades tan grandes en las transacciones.

Por otro lado, se le quitaría valor al dinero que se encuentra encaletado por parte de organizaciones ilegales, según lo planteado por el fiscal general Néstor Martinez.

El costo de esta iniciativa para el erario público se estima en $400 mil millones de pesos, considerando la reimpresión de los nuevos billetes y la salida a circulación de nuevas monedas de centavos.

Ahora bien, este cambio no solo implica costos para el Estado, sino también para el comercio, los bancos, las empresas; para la actualización de los precios al público, el manejo de su contabilidad y de sus estados financieros, teniendo en cuenta la circulación y transacciones de dos monedas al mismo tiempo.

Adicionalmente como ha ocurrido en otros países, la inflación se puede ver afectada al alza, en la medida en que los precios de muchos productos se pueden ver redondeados hacia arriba.

A pesar de las bondades expuestas por el Gobierno y el mismo Banco de la República, realmente justifica entrar en un costo inicial de $400.000 millones, más todos los costos para el resto de los ciudadanos, solo para ajustarse a estándares internacionales, para que los extranjeros no se confundan con el
Cambio de la moneda, o para que no se digiten tantos ceros en la contabilidad?

También te puede interesar Identificar billetes falsos de Colombia según BanRepública

En un país como Colombia, donde la economía está de capa caída, sin mayores oportunidades de empleo bien remunerado, con un sistema de salud excluyente y de mala calidad, con niños y ancianos vulnerados en sus derechos a la educación y a la alimentación; con la corrupción hartándose sin contemplación de los dineros  públicos, en fin, donde hay miles de necesidades insatisfechas, las razones de la eliminación de los tres ceros a la moneda, no son de suficiente peso para realizar una inversión de $400.000 millones, más todos los gastos inherentes adicionales.

El Gobierno debería darle más prioridad de gasto a proyectos que realmente beneficien a la población, que tengan un impacto significativo en la economía, que la hagan crecer y favorecer a los ciudadanos de a pie, que tengan un verdadero costo beneficio para las finanzas y el bolsillo de los colombianos.

Aún falta que el proyecto surta su trámite en el Congreso, donde ya han sucumbido dos iniciativas anteriores en el mismo sentido. Veremos si esta vez es la vencida para un gasto a todas luces innecesario desde mi punto de vista.

Este artículo hace parte del sistema de divulgación de opiniones de Vendiendo.co.

Si te gustó este artículo, por favor no olvides compartirlo en las redes sociales. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.