Recuperación de la autoestima del empresario colombiano

auto1Los colombianos hemos sido estigmatizados en otros países por nuestro comportamiento negativo, pero la realidad es que los que son así son la minoría, más el resto somos gente honesta, que trabaja arduamente cada día para su sustento, es más nos ha tocado sufrir demasiado, a unos más que a otros.

Sin embargo seguimos en la brecha, luchando por sobresalir y creo que estos esfuerzos no serán en vano, porque uno se puede dar cuenta que la juventud, ya está tomando consciencia del concepto de respeto, solidaridad y amor por la naturaleza, son sentimientos que se deben rescatar porque eso hace que la sociedad vaya mejorando poco a poco.

Hemos sido muy lastimados tanto a nivel físico como emocional, hemos decaído hasta el punto de llegar a tener una auto estima muy baja, pero con el paso del tiempo se empieza a reflexionar, en el sentido que todos somos iguales, todos somos seres humanos y como tales cometemos errores, pero podemos corregirlos, todo depende de nuestro cambio de mentalidad, es hora de pensar en que somos gente inteligente, ingeniosa, creadora y que podemos lograr grandes objetivos si nos lo proponemos, solo es cuestión de decisión.

El auto estima se levanta desde el hogar, donde los padres tienen la facultad de fomentar valores en sus hijos, pero de una manera muy sutil, y eso se hace más con el ejemplo que con palabras. Nosotros los adultos somos los directos responsables del comportamiento de nuestros hijos, porque ellos son imitadores nuestros y todo lo van absorbiendo aún desde el vientre de la madre.

Tenemos que cuidar mucho las palabras con las que nos dirigimos a ellos para no herirlos, si voy a decir algo negativo, es mejor quedarme callado/a, porque una sola ofensa puede bloquear un niño por el resto de su vida. Tenemos que proferir palabras emotivas que le digan al niño cuan inteligente es, admirar sus dibujos, aunque no sean toda una obra de arte, pues en su mente se irá interiorizando que, si tiene habilidad para pintar y podrá llegar a ser un gran artista, así sucede con muchas otras cosas, por esta razón antes de emitir un regaño pensemos muy bien en lo que vamos a decir, porque los problemas de autoestima son generados inicialmente en nuestro propio entorno familiar.

Enseñemos a nuestros hijos a ser creativos e ingeniosos, para que cuando sea grande pueda defenderse por sí solo, porque se le habrá inculcado que, si no funciona el plan A, siempre existirá un plan B, que lo sacará de cualquier problema.

Así es que se forman los grandes empresarios, gente con visión, que vieron a sus padres crear de la nada su propia empresa, solo mediante el ingenio y el uso de sus talentos. Si en el caso nuestro tenemos la oportunidad de estudiar y seguir una carrera, los frutos serán aún mejores, porque todo se va a manejar a nivel profesional, utilizando herramientas tecnológicas que le darán un mayor prestigio y competitividad a lo que vamos a emprender.

Ya dejemos de pensar en que somos incapaces de crear algo que valga la pena, porque eso es lo que se nos ha metido en la cabeza, auto2que, por el hecho de haber nacido en un país subdesarrollado, no tenemos el derecho de ser creadores de productos innovadores que se abran campo en los grandes mercados del mundo.

Sabemos  que somos capaces de eso y mucho más, tenemos un país muy bien ubicado a nivel geográfico, con un clima y una vegetación envidiable, que podría llegar a ser un país desarrollado si nos proponemos a trabajar en conjunto, en unidad, con un solo objetivo, el de salir de la inconformidad, y ser nosotros mismos quienes comencemos desde cero a construir una sociedad emprendedora, con personas que realmente quieran salir adelante pero no para su beneficio, sino con una meta concreta, que sea la de crear empresa para generar empleo, y posteriormente que aquellos empleados también tengan la oportunidad de surgir para ser dueños de sus propios negocios que de igual manera seguirán generando trabajo,   convirtiéndose en una cadena para beneficio de todos.

Lógicamente nuestro propósito no solo debe ser el de enriquecernos, sino que vayan más allá, que la ambición y las ansias de poder ya queden relegadas en un segundo plano, que nuestra visión sea la de generar mejor calidad de vida para todos los colombianos, puesto que la época de sufrimiento ya fue muy larga y el tormento de la violencia no puede seguir por siempre, cortemos con esta herencia de maldición que nos dejaron generaciones pasadas y hagamos borrón y cuenta nueva, generemos cambios, empecemos a evolucionar, no nos quedemos estancados viviendo en un pasado que solo trajo horror y muerte.

Si no poseemos los recursos económicos para crear nuestro negocio independiente, unámonos con otras personas de confianza que aporten su granito de arena, la unión hace la fuerza y si se trabaja en unidad y en equipo, sin egoísmo, siendo muy responsables, todo lo que emprendamos tendrá éxito. Luchemos por crear una nueva Colombia con visión y perspectivas de cambio que generen paz, prosperidad y convivencia entre todos sus habitantes.

Este artículo hace parte del sistema de divulgación de opinión de Vendiendo.co.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.